Get Adobe Flash player

Reductores Tandem

Reductores tipo Tandem de nuestra gama de fabricación. Los mismos se ven incrementados por nuevos tamaños y formas constructivas de reductores así como en potencias transmisibles. Las características de intercambiabilidad y construcción de los reductores son las mismas que se vienen aplicando en los últimos tiempos y que son las que rigen actualmente en la UE. Esto es:

Normalización de medidas principales como son distancias entre árboles, altura de éstos respecto a la base, diámetros de los mismos y la construcción de engranes en aceros de Cementación con los flancos de los dientes rectificados. De hecho, los grandes constructores de reductores vienen aplicando, desde hace tiempo, esta tecnología. Habiéndose conseguido una absoluta fiabilidad en la calidad de los tratamientos, la cementación ofrece una dureza superficial idónea, con una gran resistencia en el núcleo sin debilitar el material, dado el reducido espesor de la capa cementada.

Las pequeñas deformaciones que puedan producirse, sobre todo en engranajes de gran diámetro, se corrigen en el rectificado posterior de los flancos del dentado. Con todo ello se reduce mucho el tamaño y peso de los reductores así construidos, sin perjudicar su duración ni su capacidad de absorción de sobrecargas.

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

Materiales y Características Constructivas

Carcasas: Son construidas en fundición gris de alta calidad o en acero electro-soldado y distensionado. Su estanqueidad es perfecta y escrupulosamente comprobada. Su superficie de unión coincide con el plano de los ejes, facilitando así el montaje. Disponen de ventana de inspección, tapón de vaciado en el punto más bajo, válvula de aireación en evitación de sobrepresiones y varilla de nivel. Todo ello en el caso más simple.

Engranajes: Construidos en aceros de cementación. Tratados térmicamente por cementación, temple y revenido. Consiguiéndose durezas superficiales de 58º a 60º HRc en las ruedas y de 59º a 61º HRc en los piñones. Con flancos de dentado rectificados.

En los reductores de árboles paralelos son cilíndrico-helicoidales. Las inclinaciones tienden a compensar los esfuerzos axiales. Los reductores de árboles perpendiculares llevan un primer tren de dentado cónico-espiral tallado y lapeado con sistema Gleason y los restantes cilíndrico-helicoidales.

Arboles Lentos

Para los árboles lentos se utilizan aceros al carbono y aceros de alta resistencia.

Pueden ser macizos ó huecos y éstos últimos previstos para arrastre por chaveta o por elemento de apriete.

Rodamientos: Se presta especial atención al minucioso cálculo de las cargas que puedan sufrir los rodamientos, tanto las internas como las debidas a agentes exteriores (correas, cadenas, etc.), con el fin de adecuar perfectamente el tipo de rodamientos al trabajo que debe realizar, asegurando una duración no inferior a la de los engranes.

Mecanismos de Anti-retorno: Todos los reductores pueden ser equipados con uno de estos mecanismos que impiden el giro en uno de los sentidos.

Engrase: Puede ser por barboteo o a presión, en los casos en que sea necesario. Este último puede realizarse mediante moto-bomba o con una bomba autónoma comandada por uno de los árboles del reductor.

Refrigeración: El alto rendimiento de los engranajes de dientes rectificados disminuye sensiblemente el calor a evacuar, por lo que en la mayoría de los casos es suficiente la refrigeración natural a través de las paredes de las carcasas; No obstante, para grandes potencias, pueden utilizarse enfriadores de aceite interiores o exteriores al reductor y también sistemas de engrase centralizado que proporcionan al lubricante la temperatura adecuada.

Los sistemas de engrase a presión, con o sin refrigeración, pueden estar dotados de elementos de control (manómetros, presostatos, termómetros, caudalímetros) en combinación, ocasionalmente, con aparatos de alarma ópticos o acústicos.

+